Sin categoría

Memorias de Idhún La resistencia/Búsqueda

Los libros son como puertas que has de abrir y que te llevan a otras realidades. A veces son más interesantes en otras ocasiones más aburridas que la nuestra. Las puertas pueden ser enormes o pequeñas, más costosas de abrir o más suaves , viejas y con encanto o nuevas y barnizadas.

Esto es evidente pero no más que el hecho de que memorias de Idhún es, no sólo una puerta sino más bien un portal. Un portal reluciente, hermoso, que se empieza a abrir en el mismo momento en el que lo mira. Y cuanto más se abre mejor puedes ver la grandísima historia que esconde tras de sí.
He de decir que “memorias de Idhún” nunca me llamó la atención. Al menos no de la misma manera en que lo hizo “donde los árboles cantan” por el que sentía y siento una fuerte atracción. “Memorias de Idhún” lo observaba en la distancia con cierto recelo. Después de las constantes recomendaciones me lancé a leer la primera parte que es lo que aquí comento. Que conste que es la primera parte de la resistencia pues tengo las ediciones que dividen los libros en dos.

La novela empieza con un suceso muy duro que le ocurre a “Jack”, nuestro protagonista. Ya después de ver esto que le pasa (no pienso hacer spoiler) lo primero que pensé fue: “esto no puede ponerse más interesante”. Pues puede, y lo consigue! Tras este inicio Jack es reclutado por “la resistencia”, un grupo constituido por Alsan, Shail y Victoria que luchan por la recuperación de su mundo, Idhún, actualmente en manos de un tirano. Durante todo este procesó, la narración nos traerá momentos de aventuras, amor, amistad con una excelencia y profundidad que yo, en novela juvenil, sólo he visto en Laura Gallego.

Ya sé que la reseña es muy positiva y esto sólo servirá a los no iniciados en la cultura idhuniana (entre ellos Noèlia) para hacer crecer las expectativas. Tranquilos todos, la novela (creo y espero) las superará con creces.
Un saludo bibliómanos 🙂

Anuncios
Estándar
Sin categoría

El resplandor (Stephen King)

Hola BILÍOMANOS,índice

 

 

Ya sé que hice un vídeo ayer y que sobre este mismo libro, pero como la sección era muy corta me quedaron muchas cosas en el tintero. Así que allá vamos.

Como ya dije es la tercera novela publicada (después de “Carrie” y “el misterio de Salem’s Lot”) y su primer best seller (en 1977). La película fue trasladada a la gran pantalla  por el genial director Stanley Kubrick, a quien Stephen King dio total libertad para modificar el texto. Quizá por el resultado que tuvo, ahora King está presente en todas las adaptaciones de sus libros con el fin que tengan la mayor fidelidad posible al texto original.

Cualquier persona que haya leído un poco de Edgar Allan Poe, se dará cuanta de que él es el referente por excelencia de S.K. Ya no solo en los temas (que en algunas partes del libro son más que evidentes) sino  también en el lenguaje. S.K, en algunos fragmentos, intenta mimetizar el estilo de Poe, ardua tarea de la que King sale muy bien parado. No estoy diciendo que King estuviera copiando ningún estilo eh, hay que tener en cuenta que durante esa etapa S.K era muy joven y aún le quedaba mucho para formarse por completo como escritor.

En la novela encontramos la historia de Jack Torrance, un escritor alcohólico al que contratan para vigilar un hotel durante la época de invierno, época en la que el hotel se mantiene completamente aislado e incomunicado. Para ello lleva a su familia, su mujer Wendy y su hijo Danny, con él. Danny esplende, que es como llaman en el libro a la gente que puede leer las mentes ajenas y ver fantasmas. Durante toda la novela seremos testigo de como S.K, con su talento narrativo, no pasea por el hotel de la mano de Danny para enseñarnos los más oscuros secretos del edificio, y nos muestra el proceso de locura de Jack.

El libro está lleno de pequeños secretos que da gusto encontrar e interpretar de manera que no te excluye de la historia sino que más bien te pide que entres. Por ejemplo, creo que el hotel simboliza la mente de Jack Torrance por varios motivos. Las habitaciones serían las partes o estímulos de su mente, la 217 podría ser la lujuria (si lo leéis lo entenderéis) mientras que la habitación donde ellos duermen sería la familia monótona (por eso cada vez la regenta menos, porque se separa). Como Jack Torrance está en proceso de dejar el alcohol, en el hotel no hay ninguna gota pero de todos modos todo el edificio está incomunicado y tapado por la espesa, alta y blanca nieve, que podría ser la representación de la droga.

En fin, referencias como estas hay muchísimas, así que os invito a que leáis la novela y la comentéis conmigo.
Un abrazo enorme.

Adéu

Estándar
Sin categoría

Kamikaze (2014)

Hola Bibliómanos,
El otro día con motivo de la fiesta del cine me pase a ver Kamikaze, básicamente porque salía Carmen Machi, una actriz que me gusta mucho (como actriz eh). El argumento, para aquellos que hayan estado metidos en una cueva o hipnotizados por “Ocho apellidos vascos” (gran película), es el siguiente: Slatan (Álex García) es un terrorista de Karadjistan que quiere hacer explotar con una bomba que lleva pegada al cuerpo un avión que pasa sobre Moscú. Antes de despegar el vuelo se suspende y Slatan se ve obligado a pasar una semana en un albergue perdido en la montaña con los pasajeros del vuelo hasta que puedan despegar. 

Durante ese estada él conoce a todos ellos y entabla amistad con ellos, lo que le hace plantearse la trascendencia de sus ideales. A la vez nosotros podemos reflexionar sobre las actitudes que tomamos en la vida. En definitiva es un drama cómico muy bonito a mi parecer.

Entre los viajeros se encuentran Carmen Machi, Eduardo Blanco (que siempre me ha recordado a Roberto Benigni y en esta película más) o Verónica Echegui entre otros. Un buen reparto a mi parecer. Personalmente, he hecho un gran descubrimiento en esta película. Se llama Álex García. Enorme actor que no conocía.

Ya que estoy hablando de películas y actores españoles, quería hacer un pequeño comentario sobre el trato que se le da al cine de este país. No entiendo la coletilla que se le pone a todas las buenas películas españolas, “para ser española”. Entiendo que esto podía tener lugar en los años ochenta, noventa donde costaba encontrar un estreno español que estuviera medianamente bien. Pero ahora? A mi parecer las películas españolas están al nivel (y a veces por encima) de muchas películas americanas. Ya no hace falta decir eso, el 90 % de las producciones españolas que aparecen en el cine ahora mismo son muy buenas. Es hora de decir “esta película es muy buena”

Por lo tanto película muy recomendable que os hará sacar una sonrisa, una lágrima y una reflexión. Qué más se le puede pedir a la cultura?

Estándar